[Cyberpunk-16/02/2015-Darkange-6-5]

Quinto día
Personajes
  • Lidia (Mila) (División Cyberpunk)
  • Adrián (Licaón) (División Fenrir)
  • Brian (Dimitri)
  • CJ (Zodiak)
Resumen
Con motivo de la nueva princesa "vampirica", esta debía organizar una cena de gala para conocer a los jefes de clan de la ciudad y a sus principales chiquillos, las jovenes promesas. Licaón asistió como guardaespaldas, por lo que pasó más o menos desapercibido. Una visita que no tenían prevista los propios invitados fue la de Elika, la jefa del clan Assamita, o al menos la más fuerte en la ciudad. Obviamente también asistió Jason, el capo de los Tremere de Nigh City, y Ahriman, pupilo y pareja de Elika.
Mientras que ellos se encargaban de aparentar vampiros, Zodiak y Dimitri se fueron a pasárselo bien, porque poco más hicieron. 
La idea era que mientras la diablesa y el hombre lobo se lo pasaban teta en la cenita, la parejita de demonios recuperase una placa para hacer funcionar unos PAS (Power Armour Suit) para así poder recuperar el tanque y no volar por los aires. Y eso estaba en la Hengsha superior.
Zodiak empezó el día mal. Rompió el mando de la tele, la tele y el teléfono móvil. Vamos, de buen humor se levantó. Luego, sonó la puerta y vio por la mirilla que era Jason, quien desapareció de repente. Como no abrió la puerta y se fue a dormir otra vez, alguien derribó la puerta y lo levantó por las malas: El Conde Drácula. Este le dijo que necesitaba que fuese a recoger a su amigo el ruso y se fuesen al despacho de Jason en Detroit.
Dimitri tocandole los huevos el timbre a Zodiak
Cuando llamó por el fijo a Dimitri, este le dijo que estaba de bares y prostifrutas, aunque realmente solo estaba andando por la calle, justo la calle donde vivia Zodiak. Este le dijo que subiese y Dimitri tocó innumerables veces el timbre de su puerta con cara de retraso mental. Después de varias sensualidades varias, decidieron hacer un portal hasta la antigua casa de Dimitri en Detroit. Pero con DOS pedazo de pifias se fueron a una celda de la nueva guantanamo, con un señor que quería violarles. Por alguna extraña razón, también estaban vestidos como los presos, con esos monos naranja chillón horrendos. Con otro portal volvieron a casa, donde se dieron cuenta de que aun tenían los monos puestos y recordaron que su ropa estaba en la celda aún. Así que Dimitri, con afán de recuperar su ropa, volvió a hacer un portal hasta la cárcel. Lo único que consiguió con eso fue perder el móvil y no recuperó la ropa.
Por esas horas, los sirvientes de Mila estaban trabajando como nunca para preparar todo lo necesario para la cena, con sangre suficiente para avastercer a todos y con mezclas de bebidas alcohólicas con sangre.
Volvemos con Dimitri y Zodiak. Después de darse cuenta de que no podían recuperar la ropa, se fueron a la sede de la empresa de Jason y le pidieron a Harold ropa. Este, aburrido por volver a trabajar como segurata, les metió en el vestuario de mujeres y les hizo ponerse ropa que a una mujer puede que le hubiese quedado bien, pero a ellos no. Decidieron volver a ponerse los monos y salieron (mejor no describo cómo iban, puede herir de sensibilidad al público). Entraron luego al vestuario masculino y se pusieron unos uniformes de segurata, aunque no había de la talla de Dimitri y le quedó como si fuese una fulana de la calle enseñando el ombligo y marcando absolutamente todas las imperfecciones que pudiere haber (Horrendo).
La cena empezó y los invitados empezaron a llegar uno por uno, hasta que se llenó por completo el gran salón. Entonces, Mila empezó a conocer a los jefazos, todos un tanto extraños. Un señor Tzimitze 100% simétrico, un Ravnos vestido de gangster de los años 20 con un sombrero de copa, Jason y Elika. Una combinación extraña.
Mientras tanto, la parejita feliz entraba en el despacho de Jason, que les dio la mision y se fueron a Hengsha, con un portal...
Solo cabe decir que hacia como 20 años que no iban por allí y como tampoco son de informarse ni nada, la parte de Hengsha que conocían había desaparecido hace mucho. Así que cayeron al mar. Con esfuerzo y varios tropiezos llegaron al final hasta la costa y consiguieron escalar (usando portales) el muro para llegar a la ciudad. ¿Para que? Para ser rodeados por soldados de la gran amiga rubia de Zodiak. Por desgracia, esta vez ella tenía la misión de capturarle y llevarle ante la persona que el menos quería: su Hijo. Este no quería otra cosa que matarle, pues habían acordado que le pasaría una pensión de 1200 créditos y durante los últimos 20 años nada. Y os preguntaréis como lo solucionó: PORTALES. Si, se ve que a nuestro amigo el ex-actor porno le gustan los portales. Y lo mando a Detroit, a la antigua casa de Dimitri.
De aquí se fueron y en lugar de empezar a trabajar, buscaron un mendigo y Dimitri empezó a tirarle dinero antiguo, que ya no tenia valor alguno. Con la conversación que tuvieron, unas fulanas empezaron a hablar de que ni en broma les darían servicio alguno si lo pedían, y como no, Zodiak fue a pedir, a lo que una de ellas respondió con una escopeta escondida en un brazo cybernetico. Se acercó entonces Dimitri y convirtió el arma en un consolador flacido (palabras literales de Dimitri).
Con la noche acabada, la gente se fue a casa y Mila y Licaón fueron llamados a ayudar a la parejita, porque por alguna razon estaban tardando demasiado. Así que se los encontraron jugando con una tapa de la basura reconvertida a escudo estilo Capitan America como si fuese un disco, lanzandoselo en lugar de trabajar.
Con ellos iba el conde, quien les puso las pilas a todos e hizo que empezasen a currar.
A partir de aqui la cosas se vuelve bastante violenta. Para entrar a la Hengsha superior debian coger uno de los ascensores, pero ni Dimitri ni Zodiak lo pensaron antes de usar el saber del fundamento y tratar de atravesar el suelo de la Hengsha superior. Así quedaron colgados, literalmente, del techo. Después de razonarlo un poco, volvieron al suelo y entonces hicieron caso al Conde para ir por los ascensores. Y como no, mataron al guardia sigilosamente mandándolo a tomar por culo. Típico de ambos.
Al subir a la Hengsha superior, como no, habia que liarla. Zodiak le tocó el culo a uno lo que provocó que saltasen las alarmas. Un par de robots policias y una chica se acercaron a ver que había pasado. Era otra rubia, pero esta no era lo que antes era, pues antes dirigia una banda y tanto Zodiak como Dimitri habían aceptado trabajillos de ella, aunque les costó reconocerla (ella se lo dijo, que si no nos tiraríamos años en que averiguasen quien era). Le contaron el plan, pues ella les obligó y ella se fue a dejarlos entre rejas, aunque con ayuda para que escapasen.
Recuperaron con algunos percances la placa (Dimitri empezo a correr transformado en forma apocaliptica con Zodiak enganchado en las puas de la espalda y atravesó una ventana que daba otra vez al mar. Por suerte, con un portal pudieron volver), y volvieron al despacho de Jason. En fin, un dia tranquilo.

Por esta partida, los jugadores ganan 3 puntos de experiencia...

Comentarios